sábado, 7 de marzo de 2015

Que pena que nadie nos fusile al alba


seamos realistas y hagamos lo imposible